Raul Alonso,abogado,  dirigente de Rivadavia, sus historia de vida comienza en Barreal, hijo de Raul y Ana dos médicos rurales, desde muy joven comenzó a trabajar en la política, su etapa de la juventud lo encontró en Córdoba en pleno proceso militar, estudiaba abogacía.:«La vida de esa  época era muy rustica, el trabajo de mis padres fueron los que generaron una vocación en lo social, que uno toma conciencia cuando es grande, yo recuerdo que en ese tiempo no había agua corriente, no teníamos  agua potable, la electricidad solo funcionaba entre las 19h y las 22h, la vida era muy dura, pero era mas dura para el resto de los  hombres y mujeres que vivian en Barreal, fue mi primer contacto con la realidad «.recordó

«Los que teníamos la vocación social lo canalizábamos en grupo de la iglesia, íbamos a realizar apostolado a los orfanatos»

Cuando le consultamos sobre su ingreso en la política nos comento:»Soy de la época de la dictadura, los que teníamos la vocación social lo canalizábamos en grupo de la iglesia, íbamos a realizar apostolado a los orfanatos, no era facial hacer política sin que te llevaran preso, en ese tiempo estudiaba en Córdoba, salíamos al interior, a las sierras, organizábamos a quienes recolectaban hierbas en Cooperativas, es decir un trabajo social importante, porque eran espoliados por quienes venían de la ciudad a comprarles«.

En el año 1980 lo encontró realizando política en la universidad, fue delegado de la federación de estudiantes, considera que fue peligroso, pero que la función valía la pena, las convicciones que lo marcaron a fuego desde su infancia, nunca las olvido.

«Mis afectos están en Rivadavia»

Cuando se recibió volvió a San juan:»Mis afectos están en Rivadavia», le consultamos sobre que le gustaría hacer en Rivadavia y nos comento:»trabajar mucho en la puesta en valor de sus calles comerciales, el departamento tiene una característica que se la dio la gente, como la comandante Cabot, la calle Cabañas, la calle Coll,   en realidad recuperaría  esos nombres de toda la vida, le daría un armonía, no tiene un costo elevado eso, que tiene que ver con la iluminación, la forestación, los frentistas han  echo mucha inversión, hay callen que están llenas de cables, las podas sin armonía, Me gustaría armar el museo de las colectividades, el parque de las naciones, recuperar culturalmente lugares, cosas que son sencillas».dijo