Asegurar la salud como un derecho humano; trabajar para el empoderamiento de la mujer en el ámbito laboral y gubernamental; desarrollar sistemas de transparencia eficientes que combatan la inequidad universal; reconocer la urgencia de la lucha contra el cambio climático para frenar la suba global de la temperatura en 1,5 ºC, y garantizar la protección laboral son algunos de los desafíos que más de 600 ONG alrededor del mundo establecieron en un documento entregado al presidente Mauricio Macri durante la inauguración de las reuniones del grupo C20, el grupo de afinidad que nuclea a la sociedad civil.

El documento de 42 páginas es el resultado de un proceso de varios meses de trabajo de organizaciones de más de 40 países. Anclado en las discusiones y avances alcanzados en años anteriores por el G20 y el C20, incluye propuestas sobre anticorrupción, clima, educación, empleo, medio ambiente, energía, género, implementación de la Agenda 2030, desigualdad, infraestructura, inversión, desarrollo sostenible, y tecnología y digitalización.

«Los líderes mundiales deben reunirse urgentemente para encontrar soluciones sostenibles, concretas y comunes a los problemas actuales. Sabemos que no son tiempos fáciles para el multilateralismo, pero no hay otra opción: los problemas comunes necesitan soluciones comunes», sostiene el trabajo.

«Creemos que no hay espectadores. Todos tenemos que ser protagonistas y tenemos que dar las discusiones en conjunto con la sociedad civil, no de espaldas a ella. Porque las soluciones globales requieren el compromiso y la acción no solo de los gobiernos, sino de todos los actores de la sociedad», indicó Macri en el Palacio San Martín, sede del encuentro de dos días.