Lula pergeña su estrategia electoral en reuniones con dirigentes políticos

No importa que este complejo, el cuartel general de la policía federal regional de Curitiba, funcione como una prisión para políticos corruptos. O que Lula, como se conoce universalmente a este ícono de la izquierda brasileña, está cumpliendo una condena de 12 años de cárcel.

 

A pesar de su situación, el ex presidente todavía está tomando las decisiones en su Partido de los Trabajadores (PT) y está al frente de la ingeniería de la carrera presidencial, lo que subraya su estatura como la figura política moderna más popular en Brasil.

Durante sus dos mandatos presidenciales, que se extendieron de 2003 a 2011, la economía se disparó, la pobreza se desplomó y Brasil saltó a la luz pública internacional, ganando ofertas para ser sede del Mundial de 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016.

 

Los «tenientes» del PT visitan regularmente a Lula en prisión para trazar una estrategia antes de los comicios presidenciales de octubre, informaron ocho fuentes internas a Reuters. La cosecha del jueves pasado incluyó a Vagner Freitas, jefe del sindicato más poderoso de Brasil. El candidato a la vicepresidencia de Lula, Fernando Haddad, y Gleisi Hoffmann, la presidente del PT, se presentaron al día siguiente.

Fuera del penal, los vendedores vendían camisetas con el rostro barbudo de Lula a la multitud partidaria. Cánticos ocasionales, como «presidente Lula, inocente Lula» llenaron el aire.

Los condenados tienen prohibido postularse para un cargo y es por eso que se espera que un tribunal electoral en las próximas semanas lo declare inelegible para la carrera de octubre.

Los críticos condenan la postulación de Lula y la ven como un truco destinado a motivar a la base y apuntalar a Haddad, su probable sustituto. El ex alcalde de Sao Paulo es poco conocido fuera de esa ciudad y no es del gusto de muchos dentro del PT.

Pero en una temporada política caótica en Brasil, Lula podría ser el hacedor de reyes. La contienda presidencial es impredecible, cargada de candidatos que luchan por conectarse con los votantes. Los brasileños están abatidos por la economía estancada de su nación, la violencia desenfrenada y la clase política ineficaz.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.