Después de un mes de conflicto, se avanzó en un acuerdo entre los gremios de docentes universitarios y el Ministerio de Educación. Las seis entidades -Conadu, Conadu Histórica, Fedun, CTERA, UDA y FADGUT- pondrán a consideración de sus bases la oferta del Gobierno y el conflicto podría llegar a su fin.

En la negociación, hubo dos cuartos intermedios. La primera propuesta del Gobierno alcanzaba un aumento del 24% para suplentes y del 22% para profesores titulares, con la inclusión de cifras fijas no bonificables, que fue rechazada.

Los gremios universitarios plantearon una contrapropuesta con dos puntos más de aumento. Pidieron un incremento en la misma escala del 24 hasta el 26% -todo con cifras remunerativas y bonificables- hasta octubre, más una cláusula de revisión para ese mismo mes. Fuentes sindicales le dijeron a Infobae que pidieron que el aumento «sea todo en blanco y contemple la antigüedad de los trabajadores».

Desde la cartera educativa, optaron por difundir la propuesta sin porcentajes, sino en torno a cargos testigos. Dieron tres ejemplos con distinta antigüedad:

-Profesor titular con dedicación exclusiva y antigüedad máxima: su salario bruto iría desde $73.490,79 hasta  $91.128,57 en octubre.
-Profesor adjunto dedicación semiexclusiva y 15 años de antigüedad: su salario bruto pasaría de $22.265,58 hasta $27.831,98 en octubre.
-Profesor adjunto con dedicación semiexclusiva inicial: su salario bruto iría desde $15.716,88 hasta $19.646,10 en octubre.

«Fue una reunión muy positiva. Se avanzó mucho. Lo importante es que todos los gremios, incluso la Conadu Histórica, recibieron bien la propuesta y la elevarán a sus bases. Queremos cerrar el acuerdo cuanto antes«, señalaron fuentes oficiales.

fuente:infobae