Desde Mendoza) Mauricio Macri llegó a la ciudad de Mendoza, donde se están realizando las reuniones de ministros de Educación y Empleo del G20, rodeado de extremas medidas de seguridad. No solo porque se trata de un evento con funcionarios internacionales, sino por la especial situación de emergencia que se está viviendo en el país.

El Presidente se hizo esperar una hora para la clásica foto de familia de la reunión, un retraso poco habitual en esta gestión,  que se suma a otras demoras que hubo en distintas actividades oficiales en los últimos días, como la extraña dilación en la publicación del Boletín Oficial de ayer. Evidentemente, se está diseñando un nuevo Gobierno, con las complicaciones operativas que esto implica.

Macri fue recibido en Plumerillos por el gobernador Alfredo Cornejo y, a pesar de que en Mendoza se hicieron trascender disgustos contra el Presidente, se los vio en gran sintonía. «Pura miel», se aseguró. A tal punto, que Macri lo subió a la foto de familia de la cumbre realizada aquí.

De allí, el Presidente cerró el evento diciendo que «la educación y el trabajo son las únicas vías para lograr un desarrollo equitativo y sostenible». Y destacó el «trabajo cooperativo y el apoyo que recibieron las prioridades recibidas por la Argentina», que fue el país que propuso incluir esta agenda en el G20 que preside nuestro país.

En efecto, esta temática que -integrada- por primera vez forma parte de la agenda del grupo de países industrializados y emergentes que formaron este foro creado en 1999 un foro para coordinar políticas económicas y financieras, fue muy bien recibido por los distintos países.

 

 Juliana Awada aterrizó más tarde que Macri  y se dirigió directamente al Gran Hotel Potrerillos, ubicado en una región de alta montaña con atractivos para el turismo aventura, que está a solo 60 kilómetros de la capital mendocina. Allí, el Presidente encabezará una nueva «Mesa de Trabajo de Turismo», un sistema de abordaje a problemáticas sectoriales con los que el Presidente busca acelerar soluciones, sentando a la misma mesa a los distintos actores de la actividad.