Marcha por justicia Raúl Tellechea en la Plaza 25 de Mayo se realizo una marcha  para pedir a la Justicia Federal que avance la causa y que, finalmente, se sepa qué sucedió aquel 28 de septiembre de 2004 cuando se lo vio con vida por última vez.

foto:diario la ventana

Aunque la fuerza de la lucha y el recuerdo de Mauricio, Gonzalo, Mariana y Rodrigo, los hijos del ex trabajador de la Mutual del Personal de la Universidad Nacional de San Juan, sigue impidiendo que esa llama se extinga. Muy por el contrario, sigue quemando desde el profundo dolor que les provoca no saber qué pasó con su padre, desaparecido forzosamente en plena democracia.

Así lo expresaron cada uno de ellos a su turno en el acto que tuvo lugar en el atrio de la Catedral, con voz serena, por momentos entrecortada por la emoción del recuerdo de Raúl Tellechea, pero con la firmeza de que quieren llegar a la verdad.

“Gracias por estar aquí un año más”, dijo Mauricio, el mayor de los Tellechea. “Nos hubiera gustado tener novedades sobre el caso. Pero sí queremos decir: señor juez y señor fiscal, no dejen de investigar”, agregó.

Luego, más emocionada que su hermano, Mariana también agradeció el acompañamiento de los sanjuaninos. “Este es el día más doloroso de todo el año, pero también el día en que más fuerte me siento en la calle”, manifestó emocionada. “El juez Rago Gallo tiene en sus manos elementos más que suficientes para que logremos el segundo grupo de procesamientos que necesitamos para armar el esquema que nos lleve a un juicio oral. Me pregunto qué le impide eso. ¿Es una presión extrajudicial, es falta de personal de la Justicia, es falta de coraje? Se los pregunto juez Rago Gallo y fiscal Francisco Maldonado”, añadió.

La joven marcó con contundencia: “Esta causa es imprescriptible, como nuestro espíritu de lucha y nuestra voluntad de buscar justicia”.

En tercer lugar fue Gonzalo quien recordó a su padre. “Son 14 años sin mi papá. Lo hicieron desaparecer y los culpables andan por la calle. Los veo pasearse por la calle cuando fueron gente que estuvo en el Poder Ejecutivo. Creo que ellos confiaron en la impunidad que tenían, lo que no fue posible gracias a la familia y a la voluntad de muchos sanjuaninos”, concluyó.

Finalmente, el más joven de los Tellechea, Rodrigo, tomó el micrófono y aseveró: “No me tiembla el pulso para decir que las personas que están imputadas y los que faltan por imputar son asesinos. No vamos a dejar que se disperse esta causa. Si eso pasa yo voy a prenderle fuego la Justicia, no como un acto de violencia. Lo voy a hacer con mi voz que es mi mayor herramienta para mantener viva esta causa”.

Y así, con la fuerza de su voz y la lucha incansable por la verdad, la familia y amigos del ingeniero desaparecido atizan el fuego que marca ¡Raúl Tellechea, presente ahora y siempre!