Advierten que el nuevo acuerdo con Lagarde es malo y que le dejará una bomba al próximo Gobierno. Piden cambios al Presupuesto.

El peronismo cree que el nuevo acuerdo con el FMI que selló Mauricio Macri es malo y que no sólo no atiende a los problemas de la economía actuales sino que le dejará una «pesada herencia» al próximo Gobierno.

Fuentes del peronismo no kirchnerista aseguraron a LPO que «el acuerdo tiene muchos problemas» y que el desafío más grande del próximo gobierno será desactivar la bomba que deja Macri con el FMI.

«En primer lugar deja al próximo gobierno atado con condicionalidades que van a limitar cualquier programa económico, con una economía en un alto grado de recesión, con una gran destrucción de capital social», señalaron a este medio en el peronismo.

«El FMI quiere que gane Macri», advierten en el peronismo no kirchnerista y señalan que el próximo gobierno no va a tener financiamiento y no va a poder bajar impuestos. En ese sentido destacan que «no hay programa del FMI que haya previsto que en el primer año y medio desembolso más del 85 por ciento de los fondos y poco más del 5 por ciento para el segundo año y medio».

 

En el peronismo cuestionan que a pesar de que ya falló la flotación libre en el primer acuerdo con el Fondo que no duró ni tres meses, ahora se vuelve a insistir con el mismo esquema, repetido por Guido Sandleris en su primer día al frente del Banco Central. En este sentido, señalan que el modelo de tipo de cambio libre con intervenciones preanunciadas no funcionó para estabilizar el dólar.

«Si llegara a funcionar la base monetaria como ancla, funcionará luego de una profundización muy fuerte de la recesión, con pérdida de capital social de las empresas, con caída del salario del 13 por ciento, con pérdida del empleo», explican en el peronismo y aportan datos alarmantes: el desempleo estará cerca del 12 por ciento a fin de año.

No hay antecedentes de un acuerdo del FMI que destine el 85% de los desembolsos en el primer año y medio y deje 5% para el segundo año y medio. El Fondo quiere que gane Macri

En el peronismo creen que el acuerdo genera dudas respecto de la viabilidad política de poder implementar el programa. «Si asumieron en 2015 y no creían que tenían margen político para un ajuste, no sabemos qué los llevó a pensar que pueden profundizar fuertemente el ajuste en esta situación de debilidad», afirman las fuentes.

Rodrigo Pena con Nicolás Dujovne en el Congreso.

En base a los datos del Banco Central, en el peronismo calcularon que el gobierno financió la fuga con reservas. En ese sentido, señalan que en el inicio de la corrida de abril había más de 61 mil millones de dólares de reservas en el Central y se perdieron hasta el refuerzo que dio el FMI más de 13 mil millones con las subastas y ventas de dólares de la entidad. Con el refuerzo las reservas tocaron el techo de 63.274 mil millones en junio y ahora volvieron a caer casi la misma cantidad que aportó el Fondo.

«La salida de Caputo no fue por motivos personales, eligió el timing para evitar firmar este acuerdo», reconocen.

En este contexto, el PJ exige frente a este escenario económico muchos cambios de fondo al presupuesto que se está tratando en el Congreso.