El futuro ministro de Economía de Brasil se retractó pero Bolsonaro advirtió que el bloque comercial «está sobrevalorado».

El economista Paulo Guedes, principal asesor económico del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que no tiene nada en contra del Mercosur ni de Argentina, pero que su prioridad es reducir el déficit público e impulsar la reforma de las jubilaciones.

«En ningún momento quise desmerecer al Mercosur o Argentina, pero no son mi prioridad», afirmó Guedes, de quien Bolsonaro ya ha confirmado que será su ministro de Hacienda, ante la repercusión negativa que tuvieron unas declaraciones en las que afirmó que el bloque comercial del que Brasil es principal socio no será la prioridad del futuro Gobierno.

«En este momento la prioridad son los gastos públicos. Nada contra el Mercosur ni contra Argentina», agregó el economista liberal de la Escuela de Chicago en declaraciones que concedió a periodistas este martes poco antes de una reunión que Bolsonaro tuvo con sus principales colaboradores.

La declaración de Guedes el pasado domingo de que Brasil quiere aumentar su comercio con todos los países sin distinción ideológica y que el Mercosur no sería la prioridad causó reacciones negativas en Argentina, Paraguay y Uruguay, los otros socios del bloque, en el gobierno de Mauricio Macri eligieron la cautela luego de las primeras declaraciones de Guedes.

Pero sus declaraciones fueron respaldadas por el propio Bolsonaro, que ganó las elecciones presidenciales del domingo con cerca del 55 % de los votos válidos, frente al 45 % de su rival, el socialista Fernando Haddad.

«Mercosur tiene su importancia sí pero, en mi opinión, está sobrevalorado. Fue bien gestado en su inicio pero en el Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) el asunto ideológico pasó a hablar más alto. Nadie quiere detonar el Mercosur pero queremos darle su debida estatura», afirmó el polémico diputado ultraderechista.

«Lo que queremos es librarnos de algunas amarras del Mercosur. Venezuela nunca podía haber sido aceptada como miembro del Mercosur debido a la cláusula democrática», aseguró al referirse al quinto miembro del bloque, que está suspendido actualmente.

En un intento de restarle importancia a la polémica, Guedes dijo hoy que su prioridad es sanear las cuentas públicas de Brasil y que por eso la primera reforma que el futuro Gobierno propondrá es la del sistema de jubilaciones. «La reforma a las jubilaciones es la más importante y rápida. Las privatizaciones serán lentas y a lo largo del tiempo», afirmó.

Por otra parte, el senador electo Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, hizo guiños a Macri. «Me gustó cuando Macri habló de reducción del Estado, porque Argentina venía de una crisis que demandaba medidas no populares. Tengo mucho interés de que Brasil se aproxime a Argentina. Veo con buenos ojos a Macri», aseguró en una entrevista con MDZ. Con lo que no tuvo piedad fue con el club que presidió el líder del PRO: «No me gusta Boca. La Bombonera tiene mal olor», disparó.

fuente:La Política Online