Las estimaciones privadas van del 5,2% al 6%. El mercado espera que en noviembre la inflación se reduzca a la mitad por el apretón monetario de Sandleris.

Las expectativas de inflación para el mes de noviembre se redujeron a menos de la mitad de lo que se observó en octubre, mes en el que superó el 5%. La desaceleración de los precios se explica inicialmente por la estabilización cambiaria y la recesión. En octubre, la baja de casi $5 de la cotización del dólar no alcanzó a prevenir que los precios siguieran subiendo a un ritmo mensual superior a las marcas anuales de inflación en los países vecinos.

«Octubre fue otro mes de alta inflación: nuestro relevamiento de precios minoristas presentó una suba mensual de 5,2%. Como octubre de 2017 había sido un mes de baja inflación, la variación interanual trepó del 39,2% en septiembre a 44,6% en octubre», detalló Camilo Tiscornia, economista de C&T Asesores Económicos, quien aclaró que «mucho del alza de precios se debió a precios regulados; de hecho, los rubros más sensibles al tipo de cambio subieron menos que en septiembre».

Los datos de Tiscornia discrepan por solo 3 décimas del 5,5% de inflación mensual estimado por la consultora de Orlando Ferreres, cuyos cálculos indican que la inflación núcleo de octubre fue de 4,6% mensual, es decir poco más de la mitad del 8,6% del mes de septiembre -cuando producto de la última corrida cambiaria la inflación se desbocó y llegó al 6,5% de acuerdo al Indec-.

Por su parte, Eco Go estimó que la inflación de octubre se contrajo al 5,8%, mientras que para Elypsis se sostuvo en 6%, más cerca del dato del mes anterior.

Vivienda fue el capítulo que mayores alzas acumuló en octubre (8,7% de acuerdo a Ferreres y 9,3% según Tiscornia), seguido por Indumentaria, Transporte y comunicaciones -donde impactó la suba de más del 10% del precio de los combustibles-.

En tanto, los bienes y servicios regulados, «éstos crecieron a un ritmo del 7,8% producto de las subas de gas, transporte y combustibles, y medicinas prepagas», detalló el informe de Ferreres.

Del mismo modo que la inflación núcleo se redujo a poco más de la mitad entre septiembre y octubre, en Hacienda confían que la desaceleración de los precios en el nivel general repitan la hazaña y caigan a la zona del 2,3% en el mes de noviembre de la mano del apretón monetario de Sandleris.

«Luce un poco optimista pero no es imposible. Básicamente es factible porque no hay muchas subas por el lado de los precios regulados y porque el tipo de cambio bajó. Incluso el aumento de combustible es menor que el de octubre», sintetizó Camilo Tiscornia.

De hecho, de acuerdo al último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central, el mercado informó una inflación esperada para noviembre con una mediana del 3,1% mensual. En noviembre se espera que el boleto de subte suba 8% y llegue a $13,50, la bajada de bandera de los taxis trepe un 18% y la Verificación Técnica Vehicular aumente un 23%.Para diciembre, el mercado espera que los precios se desaceleren al 2,8% mensual, lo que significaría un cierre del 2018 con una inflación del 47,5% anual, la más alta desde 1991.

fuenteLa Política Online