En el peronismo aprovechan el malestar de Monzó y lo tironean para que deje Cambiemos.

Juan Manuel Urtubey organizó anoche una cena en la Casa de Salta en la que buscó sumar volumen en su espacio político e incorporó a algunos legisladores que responden a los gobernadores y a algunos referentes del sciolismo, pero excluyó a sus socios Miguel Pichetto y Sergio Massa.

Como confiaron fuentes presentes en la cena del miércoles a LPO, sorprendió la asistencia de los bonaerenses Gustavo Marangoni y Santiago Montoya -cercanos a Daniel Scioli- justo cuando el ex gobernador bonaerense empezó a levantar su perfil y se acerca al peronismo federal.

También estuvieron Eduardo Camaño, Alfredo Atanasoff, Pacho O´Donell y el ex gobernador de Jujuy Eduardo Fellner, junto a un grupo nutrido de diputados y senadores, del que no formó parte Pichetto.

«No estuvo invitado, eran dirigentes interesados en conversar sobre el proyecto político de Urtubey», explicaron desde el entorno del gobernador de Salta a este medio y recordaron que son «líneas muy diferentes adentro de un mismo paraguas», en referencia al espacio de Alternativa Argentina.

También detallaron que buscaron mantener la reunión en reserva y no difundir fotos oficiales, en contraste con lo que hacen «otros dirigentes». La chicana fue sin duda para Massa, que tampoco fue invitado a la cumbre de Urtubey.

En paralelo, desde ese espacio aprovechan el malestar de Emilio Monzó en Cambiemos y lo tironean para que de el portazo final. Massa lo dejó claro anoche, cuando en una entrevista con LN+ afirmó que «ojalá» el presidente de la Cámara de Diputados se sume a su espacio, al igual que el kirchnerista Rafael Bielsa.

fuente:La Política Online