Unos 10.000 empleados lo cobrarán en diciembre y en febrero. Es el primer sector que sale a confirmarlo.

El comercio local es el primer sector que confirmó la modalidad de pagar el bono obligatorio de $5 mil que el Gobierno nacional otorgó a los trabajadores del sector privado: será cobrado en dos veces -diciembre y febrero (cuando se cobran los sueldos de noviembre y enero)-, tal como estableció el decreto 1043/2018, según adelantó ayer el presidente de la Cámara de Comercio de San Juan, Hermes Rodríguez.

El empresario agregó que la suma será no remunerativa, diferente a otras ramas del sector privado como bodegas y choferes de colectivos, desde donde adelantaron piensan incluirlo en las paritarias. Rodríguez opinó ayer que el bono obligatorio será «un certificado de defunción» para muchos comercios chicos, y justamente para disminuir el impacto en el sector se aconsejó para ese universo que profundice «»el dialogo con el gremio para analizar si se aumentan los plazos de pago en más cuotas». No fue posible contactar ayer a la dirigencia sindical del sector para conocer qué piensan al respecto. En la Cámara además no tienen calculado la cantidad de comercios más pequeños que estarán en dificultades para hacer frente al nuevo plus obligatorio. El Sindicato de Empleados de Comercio cuenta con 3.800 socios, pero calculan que son 10.000 los empleados de comercio en la provincia.

Javier Coria, gerente de la Cámara de Bodegueros, dijo que el sector de viñas y bodegas tenía preacordado un bono en paritarias por 1.300 pesos en noviembre y que esa suma se tomará como parte de los 5.000 pesos del bono, ya que el decreto nacional lo permite. «»Nos reuniremos en los próximos 10 días para definir cuándo y cómo se pagan los 3.700 pesos restantes», dijo Coria.

Ernesto Moyano, presidente de Asociación Transporte Automotor de Pasajeros, explicó que el sector está en proceso de ajuste de paritarias con el gremio para el Interior del país y «»creo que se absorbería el bono con esos aumentos». Agregó que la semana próxima se definirá. Hugo Goransky, presidente de la Unión Industrial de San Juan, anticipó que cada industria decidirá el bono por separado «porque son distintas realidades» y que debido a que muchos están en situación crítica, con caída de ventas y proximidad de aguinaldos, pedirán a la Nación compensar con algún impuesto nacional o a cuenta de futuros aumentos. Alejandro Donna, titular de la Cámara Sanjuanina de Supermercados y Autoservicios, sostuvo que aún no se ha discutido el tema, pero anticipó que al igual que la industria, la decisión no será tomada por la cámara sino por cada comercio en particular.

fuente:Diario de Cuyo