La cortista hizo una fuerte autocrítica del rol de la Justicia respecto de la Violencia de Género. Y también mostró al mundo judicial iberoamericano los frentes en los que se trabaja en ese sentido. Fue en la conferencia de clausura del XII Congreso Iberoamericano sobre Cooperación Judicial.

“Todos conocemos al menos a una persona víctima de violencia. El tema es qué hacemos. La Justicia tiene que estar ahí, no esperar a la denuncia. Hay que despertar la sensibilidad de lo que implica ser víctima de violencia. Cuál es el desafío de la Justicia en tema de Violencia de Género”, fueron algunas de las expresiones con las que la cortista Adriana García Nieto arrancó su conferencia sobre Violencia de Género, en la clausura del XII Congreso Iberoamericano sobre Cooperación Judicial, bajo el lema “Desafíos de la Justicia en el Siglo XXI Por una Justicia más cercana y abierta”.


En su exposición, la cortista García Nieto mostró en el Centro de Convenciones Barrena Guzmán a referentes y expertos judiciales de ocho países cómo el Poder Judicial de San Juan trabaja con la Oficina de la Mujer de la Corte de Justicia, contó casos de Justicia Rural y del trabajo de las Casa de Justicia con el que se llega a las comunidades más alejadas; citó fallos de locales que sentaron precedentes jurídicos en cuestión de género y mostró un video con un fuerte testimonio de una mujer víctima de violencia de género que sirvió para evidenciar cómo el trabajo en conjunto pudo ayudar a que una víctima superara la situación y saliera adelante.
En estos días previos al 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, la cortista García Nieto mostró la campaña Diseñemos No Violencia que por primera vez propuso la Corte de Justicia a través de la Oficina de la Mujer: “Invitamos a todos nuestros empleados a pensar un minuto cómo erradicar la violencia. Y que plasmen esa idea en un afiche. Hubo quienes decían que no se iba a presentar nadie: ya tenemos 25 trabajos concursando, es decir que en 25 dependencias se pusieron a pensar en cómo erradicar la violencia. El lunes se conocerá al ganador. El premio será elegirle su afiche como el oficial del Poder Judicial y se pegará en todas las dependencias del Poder Judicial. Con orgullo les cuento que el Poder Judicial de Mendoza nos pidió permiso para usar la idea”.
A su vez, la cortista García Nieto hizo una fuerte autocrítica: “La violencia nos atraviesa a todos. Debemos entender a la violencia en un sentido amplio. En Justicia Rural nos encontramos con culturas que entendían que eran normal… no es normal, es un delito. Les preguntábamos –a las mujeres-: <Querés que charlemos un ratito>. Queda que las sentencias sean claras, nos queda la urgencia, el empoderamiento de las víctimas de violencia, hacernos cargo de estas mujeres. Necesitamos involucrarnos”, dijo.
La máxima autoridad sanjuanina también mostró cómo el Poder Judicial trabaja en red con el Ministerio de Desarrollo Humano del Poder Ejecutivo, contó la experiencia del Registro de Violencia Doméstica que permite tener información a ambos poderes del Estado: “Eso nos permite tener conocimiento de la situación. Y en ese sentido vamos hacia la Oficina de Violencia Doméstica”.

La cortista García Nieto también reconoció el trabajo de muchos jueces: “Los jueces se adelantaron y empezaron a trabajar”, dijo.
A su vez, la ministra de la Corte de Justicia planteó un desafío: “Como Poder Judicial debemos lograr que cada una sea dueña de su propia vida”.
Tras la conferencia, la cortista García Nieto fue homenajeada por la REDLAJ (Red Latinoamericana de Jueces), a través de un presente que le entregó el presidente, el juez sanjuanino Roberto Pagés.
ACTO DE CLAUSURA

Finalmente, tras la exposición del panel con cinco jueces de altístimo nivel de Argentina, Perú, Honduras y España, se realizó el acto de clausura del XII Congreso Iberoamericano sobre Cooperación Judicial.
El acto estuvo protagonizado por los cortistas Guillermo Horacio De Sanctis y Adriana García Nieto, junto al juez Roberto Pagés, presidente de REDLAJ (Red Latinoamericana de Jueces).
“El XII Congreso Iberoamericano nos ha permitido reflexionar sobre de qué manera tenemos que hacer para que una justicia sea más abierta y más cercana”, dijo en una de sus expresiones la cortista García Nieto, quien dijo las palabras finales.