Por presunta evasión fiscal, las autoridades de Japón arrestaron en Tokio a Carlos Ghosn, el presidente de la compañía Nissan Motor.

Foto / EFE | El presidente de Renault-Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn, durante una visita una planta de Renault en Maubeuge, Francia, el 8 de noviembre de 2018.

De acuerdo con lo anunciado por la agencia Kyodo, Ghosn fue interrogado por la Fiscalía de dicha nación asiática por haber, supuestamente, ocultado toda una serie de «sobresueldos».

Ghosn es franco-brasileño, tiene 64 años y es considerado como uno de los empresarios mejor pagados en territorio japonés, debido a que -para el año 2017- su remuneración habría superado los cinco millones de euros.

Las citadas irregularidades financieras de las que Ghosn es señalado habrían sido denunciadas varios meses atrás. El consejo administrativo de la empresa anunció que se reunirá el próximo jueves para cesarlo de su cargo.

En las últimas horas, Hiroto Saikawa, el CEO de Nissan ofreció una rueda de prensa para referirse a los hechos. En dicho espacio, catalogó las reacciones producidas por la detención como algo que la compañía no puede «tolerar».

El recorrido de Ghosn en Nissan inició en el año 1999, cuando asumió el cargo de consejero delegado, con la responsabilidad de presidir los procesos de recuperación de esta empresa con sede en Yokohama, luego de que se diera la firma de una alianza financiera con la empresa francesa Renault.

Con EFE