La mayoría de las provincias irá a las urnas en el primer semestre. Buscan despegarse completamente de la discusión nacional.