Además, la líder de la cartera de Seguridad habló sobre las posibilidades de que se desate la violencia durante la Cumbre del G20.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich señaló que hay “sectores” de la sociedad que buscan “provocar” al Gobierno para que se pase “de la raya” y “llegar a  una desestabilización”. Además, se refirió a la próxima cumbre del G20 y admitió que existe la posibilidad de que “un grupo quiera generar una situación violenta”.

«Nos quieren hacer pasar de la raya pero no vamos a caer en la provocación», señaló Bullrich, en diálogo con TN, y agregó que «las marchas todos los días y a toda hora buscan llegar a una situación extrema». Además, remarcó la intención del Gobierno es evitar «una excusa perfecta para intentar la desestabilización».

«Cambiemos tiene que actuar en el marco de la ley, no como los tirapiedras y los que se tapan la cara», agregó, en esa línea y continuó al establecer que no son “lo mismo y no queremos hacer lo mismo. Nos quieren llevar a eso». Además, aseguró los “quieren hacer pasar de la raya y nosotros no vamos a caer en esa provocación».

Al ser consultada sobre la seguridad durante la próxima cumbre de líderes del G20, que iniciará el viernes 30 de noviembre, la Ministra señaló que «tenemos que poner límites, sin que el límite sea algo que perjudique al Gobierno». En ese sentido, no dejó de reconocer que, durante tal evento, «las circunstancias para que un grupo quiera generar una situación violenta pueden existir».

Asimismo, ratificó que «será una condición inaceptable estar con la cara tapada y con palos, la libertad de expresión implica condiciones de legalidad». «Quienes formen parte de manifestaciones no podrán ser cómplices de grupos que generan acciones violentas», insistió Bullrich.

«Ahora están diciendo que el G20 va a ser un desastre. Nosotros somos la paz y la no violencia y tenemos que poner límites, sin que el límite sea algo que perjudique al Gobierno», dijo por último la Ministra y volvió a remarcar que el oficialismo no sucumbiría ante la provocación de tales sectores sociales.

fuente:El Intransigente