Las protestas contra el aumento de los precios del combustible que tienen lugar en el país galo se volvieron violentas este sábado en el centro de París.

El ministro del Interior de Francia, Christophe Castaner, reveló este viernes que su vivienda ha sido blanco de ataques por parte de los integrantes del movimiento de los ‘Chalecos Amarillos’, que protestan contra el alza de los precios de combustible en el país, informa el portal Midi Libre.

«Mi casa personal en Forcalquier [el sureste de Francia], donde están mi esposa y mi hija, fue atacada ayer por los ‘Chalecos amarillos’. Estaban allí haciendo selfies, publicando mensajes en Facebook. Lo encuentro insoportable, me atacan, me insultan», dijo el político, que instó a los manifestantes a no interferir en «lo que es privado» para exhibir sus quejas.

Este sábado se están celebrando marchas de protesta en distintos puntos del país galo contra un aumento de los impuestos al combustible que encarecerá a partir del 1 de enero la gasolina y el diésel.

fuente:RT en Español