El pacto fue «el mejor posible» señalaron los líderes europeos tras la histórica decisión de la salida de este país en 2019.

En un acuerdo histórico desde Bruselas, los líderes de la Unión Europea aprobaron el acuerdo para la salida del Reino Unido en marzo del próximo año, conocido como Brexit, a dos años de la votación en dicho país entre la población.

La decisión, tomada este domingo, fijó el procedimiento de divorcio: se protegió los derechos de los ciudadanos de ese país y de la región ante esta salida y se mantiene abierta la frontera con Irlanda. En el documento de 26 páginas también se establecen objetivos para las futuras relaciones del país británico.

La Primer Ministra, Theresa May, señaló que el pacto marca el inicio de un nuevo capítulo para Gran Bretaña, no así el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien dijo que la salida del Reino Unido es una tragedia.

Y es que Juncker señaló ante la prensa: «El acuerdo es el mejor posible, pero para la cumbre no es momento de júbilo ni celebración. Es un momento triste, es una tragedia».

La negociación enfrentó en su recta final la exigencia del gobierno español de garantizarse que tras el Brexit ningún acuerdo entre la UE y Reino Unido podrá aplicarse al territorio de Gibraltar sin el acuerdo de Madrid, algo que el Consejo y la Comisión le aseguraron en una declaración hecha pública este domingo.