La ex presidenta rehuyó a dar una definición. Analizaron el informe de la UCA.

Juan Grabois recibió este jueves a Cristina Kirchner con una frase contundente: «Nosotros definimos nuestra candidata a presidenta y queríamos hacer una reunión con ella». La ex Presidenta, que llegó al Instituto Patria a encontrarse con unos 20 dirigentes políticos y sociales, esquivó una respuesta y dijo que hará lo que sea más «funcional» para vencer a Mauricio Macri en 2019.

«Cristina respondió que ya fue dos veces presidenta y que no buscaba eso, dijo que nos agradecía el apoyo pero que el año que viene haría lo necesario para ganar el año que viene y que la Argentina tenga otro gobierno», En ese sentido, todos coincidieron en la necesidad de conformar un «frente lo más amplio posible» para volver al poder, pero al mismo tiempo «que sepa qué hacer».

En la cumbre se charló sobre el deterioro de la situación económica y analizaron el informe de la UCA que indica que hay 2,2 millones más de pobres que hace un año. Por eso, se habló de la necesidad de «derrotar al neoliberalismo», aunque quedaron expuestos algunos «matices» entre la posición de Cristina y la de Grabois.

Los matices entre ambos dan cuenta de un debate que existe hace mucho tiempo entre la CTEP de Grabois y los sectores de la economía popular en contraste con la visión que tuvo históricamente el kirchnerismo. «Es un debate conceptual de como incluir a los sectores excluidos. El kirchnerismo tiene una mirada asociada a las políticas de expansión de la demanda y el consumo, pero Grabois es más crítico de la idea de inclusión a través del consumo y eso se vio durante la charla de ayer», relataron a este medio.

En la cumbre, en la que participaron unos 20 dirigentes, estuvieron el dirigente Itai Hagman, la diputada del Parlasur Cecilia Checha Merchán, la abogada Elizabeth Gómez Alcorta y la referente del movimiento estudiantil Ofelia Fernández.

Esta reunión se da luego de que en el kirchnerismo se desatara la bronca por las declaraciones que Grabois en las que pidió que Cristina vuelva pero «sin los corruptos». La frase le valió hasta una respuesta del ex ministro Julio De Vido, que lo acusó de «vigilante» y lo invitó a pelear a la cárcel de Ezeiza.

fuente:La Política Online