En un escueto mensaje, el pampeano anunció que se quitará los fueros si lo pide la justicia, pero que no siquiera lo notificaron.

El senador radical Juan Carlos Marino negó haber abusado sexualmente de la empleada del Congreso Claudia Guebel y ofreció sus fueros en caso que la justicia los necesite, mientras que su abogado sorprendió al aportar sospechas sobre un complot orquestado por Carlos Mac Allister, el ex secretario de Deportes y candidato a gobernador de La Pampa.

Marino aclaró que ni siquiera fue notificado, o sea que aún está muy lejos un pedido de detención o allanamientos y mientras tanto el juez puede investigar cualquier otra diligencia sin pedir permiso.

«Niego haber tenido una situación como la que se ha denunciado en la causa, de la que no fui notificado», empezó a leer Marino su corto mensaje, que le envió temprano a Gabriela Michetti.

«Realicé acciones necesarias para ponerme a derecho, poniéndome a disposición de la justicia pero sin tener acceso al expediente. Le hago saber que pongo a disposición mis fueros», anunció, un gesto que le pidieron sus pares pero no tendrá efectos inmediatos. Recién en marzo, será estudiado por la Comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el peronista de Catamarca Dalmacio Mera.