Después de completar el diagnóstico fitosanitario, la Dirección de Arbolado Público de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, junto a la Municipalidad de la Ciudad de San Juan.

Para ello el área técnica de la dirección desarrolló en el departamento Capital el diagnóstico fitosanitario, a fin de conocer las plagas y enfermedades que afectaban los árboles de la zona. Con el objetivo de minimizar las plagas y enfermedades, y mejorar las condiciones sanitarias de cada ejemplar arbóreo, y después de realizar las pruebas correspondientes, ambas entidades comenzaron con la aplicación de Imidacloprid al 35% (aprobado por Senasa), insecticida de amplio espectro, un producto no tóxico para mamíferos.

La aplicación se realizó por suelo, para que el producto sea absorbido por raíces, vía xilema, lo que provoca la muerte de los insectos que se alimentan de las partes del árbol. En conjunto, se aplica a cada forestal carbendacin, un antifúngico (hongos) también de aplicación por suelo. Posteriormente, se agrega un fertilizante (200 gramos por árbol), ya que los suelos se encuentran empobrecidos.

Las tareas se realizaron en ambas veredas de calle Laprida en el tramo comprendido entre avenidas España y Rawson, y en esta última entre calles 25 de Mayo y 9 de Julio ,y ya se trabaja en el refuerzo de este recorrido.

Luego de un lapso superior a los veinte días, la aplicación de insecticidas y fertilizantes comenzó a arrojar resultados positivos. Los ejemplares arbóreos presentaron una disminución de plagas y enfermedades. De esta manera cada árbol puede seguir brindando los servicios ecosistémicos como son sombra, producción de oxígeno, bienestar social, entre otros.