En un año en que la inflación al mes de noviembre ya superó el 43%, San Juan ha sido una de las únicas tres provincias cuyos sueldos estatales no quedaron relegados con respecto a la inflación. El incremento total para los trabajadores del Estado sanjuanino ascendió al 43,9%, mientras que los contratados percibirán una suba del 36%. Las otras dos provincias que comparten el podio son La Pampa y Mendoza.

Solo en nuestra provincia, la cláusula se ha activado cada mes, reflejando en total un incremento del 43,9 % respecto a los salarios de febrero de 2018, cifra coincidente con la variación del Índice de Precios del Consumidor Nacional (IPC) acumulada a noviembre 2018. De esta manera, los trabajadores del Estado no perdieron la carrera contra la inflación que claramente dejó atrás a muchos sueldos privados.

Además del acuerdo de cláusula gatillo en paritarias, el gobernador Uñac dispuso otorgar un incremento salarial a los empleados contratados del Estado que asciende al 36%. Este aumento corresponde a un 13% para cerrar el 2018 y un 23% para el 2019, entrando en vigencia de una sola vez a partir del 1 de enero del año próximo.