Los vecinos del barrio 17 de agosto y alrededores hace varios días no tienen agua, comenzaron a recibir la recarga de los tanques de sus casas. La municipalidad se comprometió a distribuir 30 litros de agua envasada por familia hasta que lleguen las posibles soluciones a los damnificados.

Los vecinos dijeron que agradecen los gestos y aceptan la ayuda porque realmente la necesitan. Pero quieren soluciones definitivas”.

Otros barrios que venían reportando inconvenientes con la provisión, aseguraron que comenzó a llegar de a poco el elemento vital. Pero con poca presión y sobre todo durante la noche y la madrugada.

 

Fuente: Actualidad Jachallera.