A pesar de la sentencia de un juez de Flagrancia, el hombre quedara en libertad, pues recibió una pena de prisión condicional. El hombre esgrimió un arma de fuego luego de discutir y golpear a su ex pareja, a sus niños y a un menor de 17 años, hermano de la mujer.

Un hombre ingresó al domicilio de su ex pareja e hijos, en inmediaciones del límite entre Rawson y Pocito, y los atacó con insultos y golpes. El hermano de la mujer, un menor de 17 años intervino en la pelea y, en ese momento, el sujeto golpeó al joven y lo amenazó de muerte con un arma de fuego. Por el hecho, la Policía atrapó a Silvio Javier Vedia Varela, un empresario gastronómico, y Flagrancia lo condenó a tres años de prisión condicional por la tenencia ilegal de arma de fuego, por lo que, a pesar de todo lo sucedido, quedará en libertad.

Este jueves, en la audiencia de presentación del caso de Vedia Varela, el dueño de Lomos y Parrilla Yanet, Fiscalía acordó con la defensa del imputado y ello fue homologado en un juicio abreviado con la pena de ejecución condicional de tres años, según fuentes judiciales.

A su vez, el fiscal de la audiencia Iván Grassi peticionó como reglas de conducta la prohibición de acercamiento al domicilio de la víctima y la realización de un tratamiento psicológico para tratar la violencia. En igual sentido se solicitó que se oficie al Área de la Mujer de la Municipalidad de Pocito a los fines que continúe el abordaje de la ex pareja del imputado, indicaron fuentes calificadas.

El 30 de  diciembre de 2018 en horas de la madrugada el gastronómico Vedia Varela se presentó en el domicilio de su ex mujer, donde ella convive con los 4 hijos de ambos, iniciando una discusión que luego fue tornándose más violenta, debido a que el sujeto atacó a la mujer y a sus propios hijos con insultos y golpes, ante lo cual una de las niñas de 12 años escapó de la casa en busca de su tío de 17 años que reside a unos 500 metros del domicilio, explicaron las fuentes sobre el hecho.

Cerca de las 08 de la mañana, el hombre inició una pelea con su ex cuñado que intentaba llevarse a los menores y lo golpeó hasta tirarlo al piso donde le propinó golpes de puño y puntapiés. Después, el menor empujó al sujeto fuera de la vivienda y logro escaparse. Pero, en ese momento, Vedia lo amenazó de muerte y le exhibió un arma de fuego que llevaba en la cintura.

Su accionar se vio apabullado, el condenado, al verse rodeado por más hermanos de la mujer, huyó del lugar. Luego la madre de la mujer y del menor de 17 años llamó al 911 y fue así como se presentó en el lugar personal policial de Subcomisaría Ansilta, que al momento de entrevistar a los damnificados ven pasar a Vedia por lo que emprendieron una persecución de un kilómetro aproximadamente del Volkswagen Pointer  hasta que el sujeto ingresó a un barrio privado en calle San Miguel, donde abandonó el auto y corrió hacia el sur lanzando a la vivienda vecina un arma de fuego calibre 22 tipo revólver con 8 cartuchos calibre 22 en su tambor.

Vedia fue condenado por el delito de portación de arma de fuego de uso Civil sin autorización legal en concurso real con amenazas agravadas por el uso de arma de fuego y lesiones.

Según expresaron las fuentes, el hombre al tener una condena en suspenso (tres años condicional), quedará en libertad. Con respecto al caso de violencia de género, también seguiría libre, pues no hay una denuncia formal de la mujer.