Durante la mañana de hoy, el gobernador de la Provincia junto al ministro de Desarrollo Humano visitaron los asentamientos Pellegrini y La Paz, en La Bebida, en el que unas 200 familias quedaron con sus viviendas precarias bajo el agua, luego de la tormenta que azotó a gran parte de la provincia el pasado domingo.

foto/Diario de Cuyo.

«Vamos dando la ayuda por etapas, empezando por lo más urgente. El domingo los asistimos con agua , con mercadería y nylon. Ayer, con almuerzo, cena y la parte de salud. Mañana comenzamos llevando 50 camionadas de tierra en las zonas más bajas para salir de la precariedad, y obviamente se les va a dar una solución más adelante en la medida que se vaya pudiendo en el tema viviendas. No vamos a volver a recosntruir rápido sobre el bajo, por si vuelve a llover, primero vamos a rellenar», dijo Armando Sánchez en declaraciones a diario de Cuyo. Según manifestó, la idea es que las familias «aguanten dos o tres meses» para después darles una solución definitiva.

Además, el funcionario criticó el accionar del Municipio de Rivadavia. «Esta mañana llegaron con un camión con 4 o 5 colchones y 8 palos, cuando tenemos que ayudar a todas las familias y ser equitativos. Se dijo que habían asistido con diez baños químicos y en realidad todavía no llegan. Si son 200 familias, hay que llevar 200 módulos alimentarios como hicimos nosotros que también mandamos 600 botellas de dos litros, tres botellas por familia. También llevamos raciones de almuerzo y cena para todos», señaló Sánchez. «Hay que entregarles a todos lo mismo, porque si vamos con diez colchones ¿cómo distribuimos equitativamente?«, se preguntó.

Además, se refirió a Fabián Martín. «No lo he visto por los asentamientos afectados. No sé si ha ido, en qué momento ha ido, porque nosotros estamos desde el domingo yendo, viniendo y trabajando ahí, y yo no he visto al intendente», concluyó.