Nicolás Maduro tomará posesión de su segundo mandato como presidente de Venezuela este jueves, pero en las horas previas tuvo tiempo para criticar al Grupo de Lima, compuesto por 14 países, de los cuales 13 (excepto México) afirmaron que desconocerían su gobierno.

Al respecto, el heredero político de Hugo Chavez aseguró que entregó «a todos los gobiernos del ‘cartel de Lima’ esta nota de protesta diplomática, donde le exigimos una rectificación de sus posiciones sobre Venezuela en 48 horas».

En caso de que no lo hagan, su gobierno «tomará las más urgentes y crudas medidas diplomáticas para la defensa de la integridad la soberanía».

Los países que firmaron el documento la semana pasada fueron Brasil, Colombia, Perú, Chile, Argentina, Canadá, Paraguay,  Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá y Santa Lucía.

Allí pidieron que el presidente venezolano transfiera el poder a la Asamblea Nacional, de mayoría opositora y a la cual Maduro amenazó con disolver.

Al Grupo de Lima se suman referentes occidentales como la Unión Europea y el gobierno de Estados Unidos, que piden nuevas elecciones en Venezuela.

En lo que respecta a Argentina, Macri llamó al embajador en Caracas para que no esté presente en la asunción.

LEE TAMBIÉN