Las alamas sonaron por capital, hay muchos dirigentes esperanzados con la posibilidad de disputar a Franco Aranda la Capital.

Es una posibilidad, no hay nada definido, hay sectores del peronismo de Capital que hacen fuerza para disputar en las Paso, se sabe que en las internas peronistas se corre sangre, es un secreto a voces que la relación de la comuna con las juntas nunca fue del toda amistosa, muchos dirigentes sin espacios, otros descartados, otros con un pie en ambos sectores, las Paso en capital fortalecería al Intendente del resultar ganador, pero en los tiempos que corren no es una maniobra sencilla, ser el candidato de Uñac es jugar en el equipo que exige al ciento por ciento a ganador, la construcción del líderes en estos tiempos tan volátiles. Un líder ¿nace o se hace? ¿Qué características se requieren para lograr el éxito? ¿El líder está al servicio de los otros o trabaja para sí mismo?, son preguntas que se hace la sociedad, frecuentemente en distintos ámbitos un diagnóstico recurrente es la ausencia de líderes o de personas creíbles en las cuales depositar expectativas esperanzas y proyectos.

Convencidos que la imagen de un referente requiere de un proceso de construcción y que la sociedad demanda líderes con los cuales poder identificarse, es evidente que cualquier persona, más allá de que cuente con un buen equipo de asesores, no puede ser catapultada al éxito. Quien desea convertirse en líder debe saber que tiene que poseer una identidad clara, asentada en valores y en conceptos, que no deben sustentarse sobre pilares falsos, pues dicha “máscara” se desvanecerá en poco tiempo; quien no cuente con ideas claras, carezca de habilidad para comunicarlas y un elemento fundamental llamado carisma, lejos está de poder erguirse en guía. Líderes sociales, políticos, religiosos, deportivos, empresariales, no surgen de la noche a la mañana, encargados de promover el cambio dentro de sus ámbitos, deben tener iniciativas y la capacidad de innovar, sin temor a afrontar desafíos pero sabiendo anticipar a los riesgos.

El jefe comunal puede ir por otro mandato, también hay muchos que se frotan las manos ante la posibilidad de las paso en capital, por lo que activar la interna apunta a que puedan jugar sectores del justicialismo y del bloquismo que no se sienten contenidos en la gestión municipal.
Para la tribuna podemos decir que el intendente saldría fortalecido ante un triunfo y el compromiso de los que pierdan acompañe luego, pero es un pacto de caballeros que ya no existe, en la general, eso pasó en las elecciones pasadas y hoy pasa factura, las Paso.