El gobernador está diagramando  a los posibles candidatos para enfrentar al clan Orrego en Santa Lucía y al utramacrista Fabián Martín en Rivadavia.

foto/canal13

Si existe un departamento complejo y diverso en lo social y político, esa localidad es la de Rivadavia.
Los matices son tan variados que en tramos de pocos metros, podemos ver gente que vive muy bien y gente que vive muy mal.
Con ese panorama, Rivadavia se convierte en un Departamento, digno de trabajo y análisis sociológicos.
Su dirigencia política, oficialista y opositora, no escapa a este análisis previo.Distintas gamas de colores, ideología y metodología, corta transversalmente al espacio político rivadaviense.
En este escenario, se dirimirán los candidatos que quieren ocupar el sillón de Intendente.
Desde el oficialismo, no hay muchas sorpresas. O es Martin o es Miodowski. En esa incógnita, variaría el nombre del candidato a diputado o diputada. Lo que estamos en condiciones de asegurar, es que ningún Concejal, repetiría mandato.
Lo que sí, están evaluando fuertemente desde el oficialismo, es mejorar su calidad en la información y comunicación. Algo a lo que no le encontraron solución en estos cuatro años. Y por otro lado, observan con mucha atención, las PASO peronistas. Se dice que Fabián Martin y Compañía, ya tendría una flota de ambulancias para recoger los heridos de esa «interna» Por el lado del peronismo, el tema es mucho más complejo.

La Unidad es una palabra que no existe en la mayoría de sus dirigentes.

No obstante, los denodados esfuerzos del Moisés Lara, las PASO es la única salida viable al intríngulis interno del PJ de Rivadavia. Los candidatos con más posibilidades, son los que arrancaron o largaron primero con sus candidaturas.
Raúl Alonso, posicionándose desde adentro hacia afuera, hoy es el único pre candidato a Intendente que cierra en todos los circuitos electorales y que al momento de la publicación de esta nota, ya superó holgadamente la cantidad de avales necesarios para presentarse a competir en las PASO.

El otro candidato, Marcelo Delgado, hizo el camino inverso. Posicionarse en el electorado independiente, para luego enamorar a los peronistas. Esta estrategia, no siempre fue efectiva. Y menos cuando, primero hay que pasar las internas.
La baja cantidad de referentes y dirigentes de peso, hace que Delgado, todavía no pueda juntar los avales suficientes para ser candidato.
Godoy, Perrone y Salcedo, se tiraron a un pleno que no dio resultado.
Ahora, con tiempo de descuento, tratan de negociar sus incorporaciones a las listas de Alonso o Delgado.
Al parecer, muchos, como en el truco, dormirán afuera.

Ya hablamos de la realidad de los Intendentes, pero el Diputado o la Diputada?
Al parecer la puja seria, entre como presionan José Luis Gioja y Mauricio Ibarra. El ex gobernador por querer que sea Perrone y el ex Intendente de Rawson, jugándose por Florencia Peñaloza. La última voz, en este tire y afloje, lo tendrá el Presidente del Partido Justicialista, Sergio Uñac.
En el caso de los Concejales, uno solo tiene su candidatura asegurada, Leonardo Lorenzo, encabezaría esta categoría en la lista de Marcelo Delgado.

La lista de Raúl Alonso, todavía es un misterio. Son tantos los cierres con distintos sectores, que cuesta conformar a todos.
Los nombres en danza en ambas listas van desde Cristina Nacif, Matías Sotomayor (Subdirector de Lucha contra la Droga y el Narcotráfico), Facundo Perrone (si quedara fuera de la puja por la Diputación departamental), Jorge Rodríguez (Subsecretario de Derechos Humanos de la provincia), Leandro Rivas (asesor del Ministro de Gobierno), Mabel Chicone, entre los más conocidos o más potenciados.
Todavía, falta que pase mucha agua por debajo del puente.
La maquinaria del peronismo, electoralmente hablando, se puso en marcha. Y eso le mete miedo, hasta al más pintado.