De la audiencia participaron representante de UATRE, Sindicato de Comercio, FECOAGRO.

 

La cooperativa Fecoagro, debido a la baja del programa nacional Prohuerta, sufrirá un recorte de al menos 40 millones de pesos, por lo que se ve en la encrucijada de despedir a sus 30  de sus empleados. El planteo lo hizo en la Subsecretaría de Trabajo, desde donde activaron el procedimiento preventivo de crisis para que entre la patronal y los gremios traten de llegar a un acuerdo, indicó el titular del organismo, Roberto Correa Esbry:«la empresa Fecoagro ha comunicado una situación de crisis vinculado con la recisión de un programa que se llama Prohuerta, esto le produce un desfinanciamiento». Dijo

Hoy  se llevó a  cabo una audiencia, a la que estaba citada la delegada local del Ministerio de Desarrollo Social, Gimena Martinazzo,   dado que el plan cuenta con fondos de dicha cartera nacional. La idea es que explique cuál es la situación oficial con Prohuerta. La medida no sólo afecta a los trabajadores de la cooperativa sino también a unas 650 familias ligadas a la producción de semillas que abastecen a Fecoagro.

PROCEDIMIENTO DE CRISIS

El procedimiento preventivo de crisis es un mecanismo administrativo para aquellas empresas que se encuentran en una situación económica crítica por falta de trabajo o por casos de fuerza mayor, como una inundación que afecte su producción.

Las medidas que suelen plantearse son suspensiones concertadas, reducción de jornada (implica una baja en los salarios) y despidos, que es la alternativa más drástica. Fecoagro empezó con esta última alternativa, que el Gobierno en general siempre trata de evitar para que se preserven los puestos laborales.

En el caso de Fecoagro participan Uatre y Comercio. Si se llega a un acuerdo para evitar la crisis, como fijar suspensiones o reducciones de jornadas, el mismo se somete a la homologación de la Subsecretaría de Trabajo. Si no se llega a un arreglo, se da por finalizado el procedimiento y las partes quedan en libertad de acción. En cambio, mientras dure el procedimiento ninguna de las partes puede modificar las condiciones de trabajo. Los sindicatos no pueden llevar a cabo medidas de fuerza en la compañía no pueden tomar las medidas que son objeto del mecanismo. Es decir, tiene las mismas pautas de la conciliación obligatoria. El periodo de negociación es de 10 días hábiles y la empresa debe acreditar la situación de crisis con la presentación de balances