En la mañana de hoy, el gobernador de la Provincia, Sergio Uñac, presidió la entrega de 35 casas del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) correspondientes al barrio Smata, ubicado en calle Miguel Atencio Paneta y calle Chávez, Santa Lucía.

El mandatario provincial estuvo acompañado por el vicegobernador Marcelo Lima; el presidente del Concejo Deliberante de Santa Lucía, Juan Manuel Roca; el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Julio Ortiz Andino; el interventor del IPV, Juan Pablo Notario; y el secretario de Promoción Social, Lucio González, entre otros funcionarios, y contó con la presencia de los nuevos adjudicatarios y sus familias.

La serie de discursos comenzó con la palabra del titular del IPV, Juan Pablo Notario, quien expresó que “una vivienda es un sueño que cambia la vida para siempre. En este departamento se entregaron 617 viviendas durante esta gestión. Estamos trabajando en un barrio de 73 casas, cerca de la Esquina del Sauce, de los trabajadores viales; estamos a punto de comenzar con los barrios Los Nogales y El Remanso y quiero invitar a los vecinos de Santa Lucía que tengan un terreno apto para la construcción de su casa a que se sumen al Banco de Tierras. Este es el camino que debemos seguir recorriendo”

Uñac agregó que “San Juan es la provincia que más invirtió en obra pública (más del 30 por ciento del Presupuesto provincial) para que todo este tipo de obras, como la construcción de viviendas, sea una realidad. Esto en contraposición a otras provincias del país, donde el 100 por ciento de su presupuesto está destinado a gastos corrientes. Esto habla de que en la provincia pusimos el interés general por sobre cualquier otro y priorizamos el interés de una sociedad al empleo genuino, generado por el sector privado, contrario a otros modelos que hablan de la especulación como generador de trabajo. La renta productiva debe ser el valor sobre el que el Gobierno debe apoyarse para la generación de empleo. Los sanjuaninos hemos encontrado un punto de equilibrio para construir una sociedad sobre la paz y el cumplimiento estricto de las obligaciones que cada uno tenemos, fundamentalmente quienes somos autoridades. Es así como en la mañana de hoy estamos cumpliendo con esta expectativa de cambiar la vida de una familia a través de una vivienda digna, cimentada en la justicia social. Somos todos actores en una provincia que se está poniendo de pie intentando aportar en un crecimiento sostenido”.

Cada casa cuenta con una superficie cubierta de 57,28 m2, dos dormitorios, baño, cocina comedor, lavadero interior. Este proyecto admite transformar las mismas en viviendas evolutivas a bajo costo. El monto invertido en la obra asciende a $ 29.704.890,79 y se concretó en el marco del Programa Asistencia Financiera.