El presidente de OSSE en conferencia de prensa, explicó  que los trabajadores contaban con los elementos de seguridad, igualmente reconoció que los cuerpos no tenían las máscaras puestas.

Sergio Ruíz explicó que él y el juez que entiende en la causa estuvieron hasta las 4 de la mañana en el lugar en donde se produjo la tragedia. El funcionario explicó que los trabajadores fueron encontrados dentro de una pileta de 4,5 metros de profundidad con 6 metros de largo y 3 metros de ancho. 

También explicó que uno de los obreros debía ingresar la pileta para sacar los elementos contundentes de una rejilla para evitar así que el sistema pudiera taparse. El trabajador debía llegar a una base para hacer ese trabajo y más abajo hay una zanja que es por donde corren los líquidos cloacales.

Cuando el sistema de bombeo está funcionando de manera correcta, esta zanja debe permanecer seca, el problema es que durante la noche de este jueves hubo un corte de energía que dejó sin funcionamiento las bombas. Esto causó que los líquidos cloacales comenzaran a circular por la zanja en cuestión.

Estos líquidos pudieron causar una acumulación de gases que podrían haber hecho que Miguel Olmos (56) perdiera el conocimiento. Si bien no hay nada confirmado, una de las hipótesis que se maneja es que Darío Talquenca (36) vio que su compañero necesitaba ayuda y se metió a intentar rescatarlo, pero no pudo y ambos murieron en el lugar.