Al menos 7 personas murieron y más de 300 se encuentran desaparecidas desde este viernes después de que cedió un dique de contención de residuos de la minera Vale, provocando una avalancha en la localidad de Brumadinho, en el estado brasileño de Minas Gerais.

Según indicó el cuerpo de bomberos a la agencia de noticias AFP, hay varios muertos después de que el lodo se desparramó por toda la zona. Esto es a 60 kilómetros de Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais, y uno de los rescatistas manifestó: “Según los relatos que estamos recibiendo, hubo varios muertos. La corriente de residuos tomó toda la zona de la empresa”.

Las autoridades recomiendan no acercarse al lugar. Según relataron los vecinos de la zona, el lodo que se se desparramó por todo el lugar es tóxico y “acabó con todo” a su paso. Desde la empresa emitieron un comunicado: “La prioridad total de Vale, en este momento, es preservar y proteger la vida de empleados y de integrantes de la comunidad”.