Por décima novena vez en el año, llegó la peor noticia: otra mujer fue asesinada. En este caso, se trata de Gisella Solís Calle, la odontóloga de 47 años que había desaparecido en La Plata hace 14 días y fue hallada este martes enterrada a la vera del Camino Negro, que une Villa Elisa y Punta Lara. Luego de que la familia confirmara que se trataba de ella, Mariela, hermana de la víctima, habló brevemente con la prensa: «Les tengo que comunicar la mala noticia para mi familia de que encontramos a Gisella», inició.

«Yo la quería encontrar viva, esa era mi ilusión. Pero la encontré muerta. Este desgraciado mató a mi hermana, ha desmembrado a mi familia» «En Facebook puse ayer ‘Necesito ayuda divina para encontrarla’, la recibí pero la encontré muerta», se lamentó Mariela.

Tras agradecer el trabajo realizado por el personal policial y la fiscal Ana Medina, pasó a hacerle una solicitud a los medios: «Necesito que protejan a mis papás que son grandes. Ellos no saben la noticia, estamos yendo a comunicársela. Necesito pedirles que por favor no me acompañen más. Esto es un duelo y un proceso que tengo que hacer con mis papás porque no quiero que ellos se mueran».

Por su parte, el Jefe de la Bonaerense, Fabián Perroni, brindó algunos detalles sobre cómo se llegó a la zona donde finalmente se encontraba el cuerpo: «Se analizaron teléfonos, cámaras de seguridad de La Plata, Ensenada y todos los municipios por donde andaba Casimiro».

«Las cámaras que se analizaron nos trajeron a este lugar que indica que en un horario determinado sucedió algo. No voy a ventilar mucho más. Este lugar va a quedar cerrado, los rastrillajes siguen, vamos a buscar a ver si hay algún otro elemento para secuestrar», añadió el comisario.

Además, adelantó que este martes por la tarde se realizará la autopsia que develará cuál fue la causa de muerte. Tampoco descartó que el asesino haya trabajado solo o con un cómplice.