Durante la semana el dólar llego a su valor más alto en el año y la tasa de interés de referencia llegó al valor más bajo en su corta historia. Mientra tanto el contexto internacional adverso ayuda a la política del Central pero no alcanza ¿Qué pasó esta semana en el mercado cambiario?

El dólar empezó la última jornada de la semana estable e incluso retrocedió algunos centavos para ubicarse en $38,88 según el promedio del Central. No es menor, venía de dos días en alza y el jueves llegó a su mayor valor en 2019: $38,91. Aunque muchos bancos ya lo vendían por arriba de los $39. Sin embargo, y a pesar de estos aumentos, todavía sigue por debajo de la zona de no intervención y las escasas intervenciones del Central dan a entender que no es un problema. 

Fuente: dolarhoy.com

En paralelo, se mantuvo la tendencia a la baja en la tasa de interés de las Leliq (Letras de Liquidez) que perdió casi 12 puntos en lo que va del año y logró romper el piso del 50% por primera vez en su corta historia.

Si bien el riesgo país venia bajando, ayer aumentó 2,5% ubicándose en 668. Sigue lejos de los altos valores que vivimos a fines del año pasado, pero marcando el nerviosismo que se vive en los mercado internacionales.

En Filo.News repasamos las variables más importantes para entender un poco de esta semana donde el dólar revivió y la estrategia del Banco Central es mantener la cautela.

Intervención del Central

El esquema que lleva adelante Sandleris como presidente del Banco Central indica que cuando el dólar se encuentra por fuera de la zona de no intervención entonces saldría a comprar o vender divisa para dejarlo dentro de la banda de flotación. Si bien esta semana vivimos el aumento en el precio de la divisa, su precio sigue por debajo del «piso» de intervención. 

Fuente: BCRA

Sin embargo, en los últimos dos días de la semana salió a comprar sólo 25 millones de dólares, un tercio del monto que tiene autorizado por día para intervenir en el mercado cambiario. Vale recordar que durante 2018 el máximo era de 50 millones de dólares pero con un enero donde el tipo de cambio tendió a la baja, el organismo decidió empezar el segundo mes del año incrementando esta herramienta monetaria que tan sólo en febrero acumula 300 millones de dólares comprados. 

La tasa de interés y el sector productivo

Acorde con los planes de la gestión Sandleris, la tasa de interés mantiene su tendencia a la baja y logró perforar el 48% ubicándose en promedio a 47,55%.Esta baja viene siendo reclamada por el sector productivo, y si bien son buenas noticias, en términos absolutos sigue siendo un nivel muy alto que mantiene el crédito en niveles poco sostenibles. 

Si bien, dado el valor del dólar, se podría apuntar a una baja más acelerada de la tasa de interés la estrategia que se lee en los informes del Central tienen que ver con «la cautela». Prefieren seguir teniendo la divisa en el margen inferior mientras las pymes y personas aguantan una economía en caída, pero con dólar estable. 

A su vez, se debe tener en cuenta que la baja en la tasa de interés de referencia no tiene efecto inmediato en los intereses que luego cobran los bancos al resto de la población. Por lo tanto, aunque la tendencia es favorable falta un tiempo, o una regulación, para que se traduzca en una realidad para el ciudadano a pie.

El nerviosismo internacional

En los mercados internacionales la divisa norteamericana volvió a subir y se sintió en las economías emergentes, que sufrieron la salida de capitales hacia fondos más seguros. En el contexto actual no pareciera ser un problema para nuestro país ya que el dólar se encuentra debajo del piso de la zona de no intervención, pero de profundizarse la tendencia podría complicar el escenario, por eso el nerviosismo.

A su vez, el riesgo país subió un 2,5% a 668 puntos y si bien esta lejos de los altos niveles vividos en diciembre (837) es una variable a tener en cuenta que marca los humores de los mercados internacionales hacia nuestros activos.

fuente:Filo News