El gobernador de La Rioja, Sergio Casas, definió que las elecciones para gobernador serán el 12 de mayo, con lo que apura a la Corte Suprema para que defina la validez de la consulta popular que lo habilitó a presentarse para la reelección.

El desdoblamiento de las elecciones riojanas se descontaba, aunque el gobernador peronista no había dado pistas sobre la fecha. Sí esperaba que fuera en una fecha cercana para acortar los tiempos de los trámites judiciales.

La ley electoral riojana dice que «la convocatoria debe efectuarse con una antelación mínima de 90 días a la fecha del comicio», es decir que la decisión anunciada hoy por Casas implica que adelantó lo máximo posible los comicios.

La medida se conoce un día después de que Cambiemos le pidió a la Corte que declare inválida la consulta popular que avaló la enmienda a la Constitución provincial que permite al gobernador competir por un nuevo mandato.

Los legisladores presentaron una acción de amparo y reclamaron a la Corte que actué como «guardián» y «garante» del sistema representativo y republicano que establece la Constitución Nacional, ante lo que consideran una «fraudulenta maniobra» de Casas para habilitar su reelección.

Así las cosas, el desafío de Cambiemos es lograr que el máximo tribunal se expida antes de mayo sobre el fondo de la cuestión, ya que durante la feria ya intervino pero para rechazar un pedido de suspensión de la consulta. En ese fallo, advirtió que recién intervendría cuando el presunto daño estuviera consumado