Se trata de El Molino, ubicada en pleno centro, la inspección y posterior sanción llega después de una denuncia que se volvió viral.