Elimina las libertades condicionales, baja la edad de imputabilidad a 14 años y contempla una internación de por vida para violadores. Camaño evitó una definición sobre el aborto.

Los diputados del Frente Renovador exigieron al Gobierno tratar el proyecto de Código Penal presentado por Sergio Massa hace tres años que elimina las salidas anticipadas y contempla la posibilidad de separar de internar a violadores después de cumplir su condena.

«Estamos planteando definiciones muy claras en temas que el Gobierno nacional viene ignorando desde hace 3 años y que requieren una solución ya. No se puede seguir jugando a títulos en los diarios que después terminan en la nada y terminan dañando la credibilidad de las instituciones de la Argentina, en este caso el Congreso», sostuvo Massa en declaraciones radiales, replicadas en la tarde por sus diputados en una conferencia de prensa brindada en el Salón Delia Parodi de la Cámara baja, que se abrió por primera vez en el año.

«Vamos a trabajar este año intensamente para que estas leyes vean la luz y los ciudadanos cuenten con un código penal que realmente los proteja, que no solo haga apología de la defensa del victimario, sino que fundamentalmente contemple a la víctima», se presentó Graciela Camaño, jefa de la bancada, rodeada de sus pares,  Diego Gorgal y el diputado bonaerense Ramiro Gutiérrez, asesores de Massa en temas de seguridad y justicia.

Gutiérrez también anticipó que no suavizarán las penas por tenencia de drogas por encima de lo establecido en el fallo de la Corte Suprema, que contempló especialmente los casos de consumo personal.

Gorgal, que no se quedó para responder preguntas, sostuvo que el Gobierno no bajó las tasas de homicidio ni redujo el tráfico de drogas como suele adjudicarse Patricia Bullrich. «Por cada homicidio doloso hay 2.5 asesinatos de muerte indeterminada, la cifra más grande del continente junto a Venezuela», relativizó el ex ministro bonaerense