Fue en el Instituto Patria, el día de su cumpleaños. La ex presidente quiere listas únicas en las provincias para enfrentar a Cambiemos como logró en Tierra del Fuego.

Cristina Kirchner recibió este martes en el Instituto Patria al intendente de Ushuaia, el militante de La Cámpora Walter Vuoto, quien buscará su reelección y cuenta con el respaldo de la gobernadora peronista Rosana Bertone.

Bertone también intentará un segundo mandato en octubre, promovió la unidad del peronismo local que se completa con la candidatura de Martín Pérez a la intendencia de Río Grande, la otra ciudad emblema de la provincia más austral del país.

En el día de su cumpleaños, Cristina le pidió a Vuoto fortalecer la unidad no sólo de los dirigentes, como lograron en Tierra del Fuego, sino de «la sociedad en su conjunto» para oponerse a la política económica de Cambiemos. En ese sentido, le recomendó al joven alcalde continuar con su discurso de defensa a las pymes y lo puestos de trabajo castigados por la recesión.

La ex presidenta promueve la unidad del peronismo donde sea posible para fracturar a Cambiemos, como ocurrió en Tierra del Fuego.

Desde el bunker del Instituto Patria, la ex presidenta gestiona para evitar divisiones del peronismo en las provincias que fortalezcan a Cambiemos y hasta ahora viene teniendo resultados.

En La Pampa sólo habilitó una interna en Santa Rosa, la capital, donde Luciano Di Nápoli, de La Cámpora, derrotó a Jorge Lezcano, respaldado por el gobernador Carlos Verna.

Pero la agrupación de Máximo Kirchner respaldó al candidato a gobernador Sergio Ziliotto, elegido por el histórico mandatario pampeano.

Se consagró en la primaria con lista única mientras que Cambiemos exhibió fisuras en la interna que radical Daniel Kroneberger le ganó al macrista Carlos Mac Allister. El oficialismo repetirá una interna en Córdoba entre los radicales Ramón Mestre y Mario Negri no acordaron la unidad y deberán definir una competición antes de los comicios del 12 de mayo,