El peronismo alternativo busca ganar terreno en un año electoral.

Frente a un escenario polarizado entre las figuras de Cristina Kirchner y Mauricio Macri, el resto de los candidatos quiere captar a los votantes que no apoyan a ninguno de los dos sectores y todas las estrategias parecen ser válidas, incluso buscar personalidades de popularidad.

Para eso, algunos políticos quieren sumar candidatos que puedan darle más llegada a la gente y que de alguna manera tengan una relación más cercana con la sociedad. En Ya Somos Grandes, de hecho, informaron que Marcelo Tinelli desayunó con Roberto Lavagna y que hablaron un largo rato sobre política y economía. Según informó Graciela Camaño -que estuvo como invitada en el programa, Marcos Lavagna hijo del exfuncionario, está en Bolívar, donde nació Tinelli, pero por otras cuestiones. Aunque el guiño electoral estuvo sobre la mesa.

Hace poco más de un mes, a Tinelli le preguntaron por Instagram si pensaba «ser el presidente de la Argentina». El histórico conductor y empresario no eludió el tema. «Mis ganas y mi vocación de servicio para poder ayudar a cambiar esta situación tan difícil que vivimos están firmes. No sé cuándo llegará ese momento y jamás pensaría en un cargo, sino en trabajar junto a un gran equipo para poder modificar esta realidad», explicó.