En la noche del 2 de octubre de 2016, Campos fue a la casa de Mendoza y la pareja tuvo sexo consensuado. Pero luego comenzó “esa tortura”, como la describió la mujer de 39 años.

Durante el juicio quedó comprobado que ese maltrato consistió en violarla por “vía anal y vaginal sin su consentimiento”, tras lo cual Mendoza “masturbó al perro para que la penetrara”, y le introdujo “una botella de vidrio y la mano en su vagina”.

fuente: Cronica.com