Vivimos en tiempos electorales. Aclaremos, hay quienes repiten hasta el cansancio que este es un año político. Sí, lo electoral es político, pero no todo lo político es electoral.

Lo digo porque, equivocadamente se suele decir político, sólo a lo electoral. Todos los años y todo el año es político porque la sociedad se gobierna, porque el estado actúa, las leyes rigen, los políticos deciden, los ciudadanos participan, opinan y protestan,  y todo eso y más, es político. Aclarado pongamos en foco el tema de lo electoral, es decir de las elecciones generales y las elecciones de candidatos.  Es así, porque estamos en Democracia. La democracia es un sistema en el que los electores, es decir los ciudadanos, votan a sus gobernantes. En nuestro caso argentino, cada cuatro años hay elecciones para Presidente y Vice y de Gobernador y Vice gobernador y hay elecciones para cargos legislativos, provinciales y municipales, pero también para elegir intendentes o jefes ejecutivos de los municipios en cada provincia.  Se trata de una democracia en la que el pueblo vota y elige representantes. Elige a quienes van a dirigir los distintos poderes del estado, el Ejecutivo y el legislativo. Ellos son, efectivamente,  los órganos electivos. En Argentina, los miembros del Poder Judicial no son electivos por el pueblo, se los designa  mediante intervención de  los otros órganos, según procedimientos que establecen las leyes.

Desde distintos ángulos las elecciones, son como la gran fiesta democrática. En ella el pueblo elige nada menos que a quienes van a decidir por él, en todo lo relativo a lo público, y a lo común. Aunque parezca obvio, lo que se reseña sirve para situarse en el significado de las elecciones. También vale recordar que cada provincia al tener  autonomía, puede decidir en qué fecha se vota para los cargos provinciales, independientemente de las fechas para elegir cargos nacionales.

En los diferentes medios se informó que durante este año son veintidós las provincias que van a elegir gobernadores. En  Santiago del Estero y en la provincia de Corrientes no se eligen gobernador.

Mientras,  son  numerosas las provincias que desdoblaran la elección general provincial respecto de la fecha de convocatoria nacional. La votación número uno fue en la Pampa, el 17 de febrero. En esa provincia la competencia general será el 19 de mayo. El próximo turno, es la provincia de  Neuquén en la que  el 10 de marzo efectuará sus elecciones generales porque allí no hay primarias. Chubut elegirá el 17 de Marzo en primarias y el 19 de mayo las generales. San Juan, como sabemos, tiene  las primarias abiertas el 31 de marzo y las elecciones  generales el 2 de junio. Córdoba, elegirá el 12 de mayo. Entre Ríos las primarias serán el 14 de abril y las generales el 9 de junio. En Santa Fe las elecciones primarias serán el 28 de Abril y las generales el 16 de junio. De igual modo Río Negro el 7 de Abril. El 16 de Junio en  San Luis.  En Mendoza  se procederá a las Paso 9 de Junio y en Septiembre se elegirá gobernador. Las demás provincias no han fijado aún el calendario, ellas son Salta, Tierra del Fuego, Tucumán, Chaco, Misiones. La Rioja, Santa Cruz y Formosa.

Sólo las provincias gobernadas por el Pro, Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires, elegirán de manera simultánea  con la convocatoria Nacional, en el mes de Octubre.

Para terminar, resta advertir que esta explosión de fechas es simplemente consecuencia de que a  ningún gobernador le convenía  dejar pegada su elección provincial con la nacional. El caso de los oficialistas fue evitar hacerse cargo del fracaso de las políticas del gobierno nacional, salvo Buenos Aires y Ciudad Autónoma que a regañadientes se terminaron encolumnando,  y en el caso de la oposición,  el motivo fue  evitar la injerencia nacional en la lógica de la política local.