Consultoras estiman una caída del PBI en torno al 1,5% que incluso podría acentuarse cerca de las elecciones.

La economía argentina le dio al Gobierno una esperanza con el Estimador de Actividad del mes de diciembre que, de acuerdo al Indec, tuvo un repunte de 0,7% respecto al mes de noviembre en términos desestacionalizados. Sin embargo, los economistas advierten que este rebote no permite esperanzarse con que la recuperación de la actividad llegue a traducirse en una mejora generalizada del consumo antes de las elecciones, tal y como espera Nicolás Dujovne. Por el contrario, la postergada recuperación del poder adquisitivo empeoró las proyecciones de crecimiento anual hasta el -1,8% para 2019.

La inflación no cede al ritmo que el Gobierno había estimado antes de fin de año. La recuperación del salario real no llega antes de mitad de año, el consumo privado no podrá motorizar el PBI de cara a las elecciones. Con un agravante, el Gobierno necesita que la inflación siga elevada para poder llegar al déficit cero. Así, sin el impulso de la inversión ni el gasto público, las proyecciones de recuperación se postergan al tercer trimestre y se pinchan hacia fin de año.

Por ejemplo, en Econviews recientemente contrajeron sus previsiones de crecimiento promedio para 2019 del -1,5% al -1,8% en la comparación con 2018. «Esperamos un crecimiento punta a punta en torno a 2%, pero dado el arrastre de 2018, para todo el año esperamos una caída de 1,8%. Los mejores trimestres van ser el segundo -arriba del 1% trimestral desestacionalizado- y el tercero -ligeramente por debajo del 1%-«, explicó Lorena Giorgio, economista de la consultora.

«Nosotros esperamos que la economía empiece a mostrar signos claros de recuperación en el segundo trimestre. Además del empujón del agro, y sus actividades vinculadas, hay ciertas ramas industriales que se verán beneficiadas, como las vinculadas al sector externo y las que sustituyen importaciones. Por ejemplo, hay espacio para que crezca la industria del plástico. También la minería y el energético serán sin dudas sectores que traccionen la economía este año», se explayó Giorgio.

Los datos de la consultora Eco Go son un poco más optimistas para 2019, pero no dan por descontado que se pueda hablar de recuperación: «Creo que la economía hizo piso pero que la recuperación que se siente en la calle todavía no la vamos a ver. Hay indicadores que vienen bien en la comparación mensual (acero, despachos y autos), aunque las comparaciones interanuales van a ser negativas hasta el cuarto trimestre. Pero una cosa es piso, la estabilización, y otra cosa es la recuperación», sostuvo Federico Furiase, economista y director de la consultora.