Una familia de la calle Franklin Rawson al 100 de la Villa Estornell del Departamento Rawson, regresaba de visitar unos parientes, cuando, al llegar notan que su casa se encontraba sin luz, recordando haber dejado luces prendidas en virtud de su ausencia del hogar. Viendo además que los vecinos si tenían electricidad, es que se imaginaron lo peor, y así fue, el dueño de casa observa el medidor de luz y advierte que alguien había bajado la llave intencionalmente.

Ante ello, conectó la electricidad e ingresó a su casa, dejando a su esposa e hija en la vereda. Ya estando adentro, se percata que ladrones habían ingresado por el fondo y violentando una puerta de una de las habitaciones que se encontraba con llave, y habían revuelto todo a su paso, por lo que inmediatamente da aviso al servicio del 911.

La Policía advirtió a una pareja que caminaba por la calle transportando una cortadora de fiambre, y al ver la presencia de los policías, se dieron a la fuga  por el fondo de un domicilio que colinda a un baldío de Calle Alem al 1500 de la misma Villa Estornell.

Ante esta situación, los efectivos solicitan a la propietaria del lugar permiso para ingresar al inmueble, hecho que sucede, incluso manifestándole la mujer ser la mamá del varón de la pareja, y que vió que traían cosas que no eran de ellos.

Ingresando los efectivos, dan con la pareja de malvivientes, quienes intentan huir del lugar por el fondo y son aprehendidos, no sin antes oponer una férrea resistencia junto al hermano del Varón que estaba en el lugar, y su novia menor de edad, que también se resistieron mediante amenazas y violencia al procedimiento que llevaba a cabo la policía.