Una niña caucetera terminó internada tras sufrir la picadura de un alacrán en su casa de Caucete. Los médicos informaron que, si bien la niña debió recibir tratamiento médico, el insecto que la picó no era de los más venenosos y por eso logró reponerse tras algunas horas.

Los médicos le colocaron un suero con corticoides y, una vez que la estabilizaron, la niña fue dada de alta.  Fager explicó que si bien la niña fue picada, no tuvo riesgo de vida porque el animal que la atacó no es el temido Tityus trivittatus que si puede causar la muerte. El médico explicó que es la primera picadura de alacrán que reciben esta año, aunque reconoció que ya han recibido la consulta de muchas familias que encuentran alacranes en sus casas y los llevan al hospital para consultar si es un animal venenoso o no.

“Le pedimos a la gente que si ve un alacrán, en lo posible evite aplastarlo con un calzado porque esto dificulta la identificación, lo ideal es que traten de meter al animal en un frasco y lo traigan al hospital”, concluyó el médico.