El rey Felipe VI de España y la reina Letizia aterizaron en Buenos Aires a las 21 horas, pero tuvieron que quedarse casi  una hora dentro del avión porque no estaba la escalera adecuada para el descenso. En la pista, cerca de las 22, los recibieron finalmente el Canciller Jorge Faurie y los embajadores Ramón Puerta, y Javier Sandomingo para luego ser trasladados al hotel Four Seasons.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Desde el gobierno le echaron la culpa a la empresa contratatada por el rey, Intercargo, quien habría fallado a la hora de seleccionar el tamaño de la escalera. «Tuvieron que buscar de urgencia la escalera del T04. Y no tiene que ver con nosotros cómo baja el Rey de España, sino que es responsabilidad de Intercargo» agregaron fuentes oficiales.

Esta visita del rey Felipe VI será la séptima de un monarca español a nuestro país. Desde Aeroparque explicaron que Al parecer  la escalera estaba en un hangar al que sólo se accedía con huella digital de personas que no se encontraban en el lugar. Finalmente, solucionaron el problema técnico y pudieron sacar el elevador y así los reyes pudieron bajar, un una accidentada llegada a Buenos Aires.