La divisa sube 1,6% o 70 centavos en bancos del microcentro. La debilidad macroeconómica local y la devaluación del real en Brasil impactan en el mercado