Sandleris le permitió a los bancos ampliar la cantidad de depósitos en Leliq del 65% al 100%, en una decisión no exenta de riesgos.

Frente a las críticas por la suba del dólar, Sandleris cambió la normativa para que las altas tasas lleguen a los plazos fijos y por el momento parece que le está dando resultado. Este viernes, la divisa se retrotrajo otros 20 centavos para cotizar a $44,40 en el Banco Nación, dándole un leve respiro a la trágica semana del Gobierno que estuvo plagada de pésimos resultados económicos.

Tras reuniones con banqueros, la autoridad monetaria amplió la cantidad de depósitos que los bancos pueden colocar en Leliq del 65% al 100%, con el objetivo de que las entidades puedan ser más agresivas a la hora de salir a buscar nuevos depósitos a plazo fijo con los que obtener fondos para suscribir nuevas Leliq.

Es que mientras las tasas de interés que reciben los bancos de parte del BCRA por sus Letras de Liquidez (Leliq) superan el 68% nominal anual (equivalentes a una tasa efectiva del 96,5% anual por su capacitación mensual), a los depositantes esta tasa no les llega y con sus plazos fijos pierden contra la inflación, lo que los incentiva a comprar dólares.

«De esta manera, los bancos pueden colocar más dinero en las Leliqs, eso le permite poder trasladar más tasa a los depositantes. Lo que se busca es que la diferencia entre la tasa Leliq y la de plazo fijo (que es la que reciben realmente los inversores) no sea tan amplia», explicó a este medio el analista financiero Christian Buteler.