Schiaretti ofreció a Cornejo ser vice de Lavagna. El titular de la Convención dijo que no hay interés ni tiempo para convocarla y volvió a hablar de la ruptura con Macri.

 Los radicales ahora dudan de convocar la Convención Nacional porque «no hay tiempo ni interés para hacerla» y admitieron conversaciones con Juan Schiaretti, impulsor de la candidatura de Roberto Lavagna.

El presidente de la Convención de la UCR, Jorge Sappia, un agelozista histórico y muy cercano a Negri, advirtió que si se hiciera la convención, «la mayoría del radicalismo votaría por terminar con la alianza Cambiemos».

De este modo Sappia intentó de este modo ponerle fin al suspenso que mantiene en vilo a la Rosada, que espera una señal de respaldo de los radicales a la reelección de Mauricio Macri.

Sappia aseguró que el «tiempo útil» de Cambiemos «se ha agotado». «Creo que hay que terminar con esto, que ha sido una experiencia frustrante», manifestó Sappia en declaraciones a radio Caput.

Para el titular de la Convención, «hay que dar vuelta la página y pensar en otra cosa». «La conducción política de Cambiemos ha llevado a un rumbo equívoco y hay que buscar un gran acuerdo programático que nos permita salir de este pozo en el que hemos caído», indicó el ex ministro de Trabajo de la provincia de Córdoba.

Alfonsín, Lavagna, Sappia y Casella en una reciente reunión en la Capital.

Sappia admitió que su sector está en conversaciones «con Lavagna«, con vistas a las elecciones presidenciales de octubre; y que seguirán «haciéndolo ya que hay algunos acuerdos básicos, como el de la necesidad de formar un frente electoral con un gran acuerdo programático». «Por eso, tuvimos un par de reuniones con él y vamos a seguir hablando», indicó Sappia.

«Hablamos con el ex ministro de una convocatoria y quedamos en seguir conversando. Con Schiaretti y Stolbizer hemos conversado también», aseguró Sappia. La mención a Schiaretti es de impacto: es el principal armador del peronismo federal y uno de los motores de la candidatura de Lavagna. El cordobés recibió un fuerte gesto en los últimos días de parte de Cristina Kirchner, quien le bajó el candidato en su provincia para facilitarle la reelección.

«Es una posibilidad que Cambiemos se rompa a nivel nacional», había reconocido este miércoles el vice segundo del comité nacional, Federico Storani.