El rechazo a la gestión de Macri sigue escalando en las encuestas y en algunos sondeos roza el 70 por ciento.

Es su amigo del alma, el hombre que llevó el rescate cuando estuvo secuestrado, pieza clave de su crecimiento político y patrimonial. Se lo puede acusar de muchas cosas, pero no de desleal. Nicolas «Nicky» Caputo es por estas horas uno de los mas convencidos que Mauricio Macri no debería presentarse a la reelección.

Los motivos son obvios, el desastre de la macroeconomía esta lastrando las posibilidades de su amigo y se arriesga a caer ante Cristina Kirchner o algún otro peronista. El riesgo excede la derrota electoral. Macri, por acción u omisión, llevo tan lejos la maquinaria de demolición mediática, política y judicial de sus ocasionales adversarios, que un triunfo del peronismo sugiere para él y sus mas cercanos un futuro con dificultades que exceden el regreso al llano.

En estas horas las alquimias se suceden, pero todas confluyen en el nombre del relevo: Maria Eugenia Vidal. La gobernadora sigue siendo la dirigente con mejor imagen del país y ya demostró que en campaña es una formidable adversaria, al punto que es casi la única que inquieta a Cristina Kirchner, que está mucho mas cómoda contra Macri.

Lo mismo le pasa a Vidal en la provincia. La intención de voto de Macri en la provincia se ubica por lo menos 10 puntos por debajo de la suya y la pone así en zona de riesgo frente a Kicillof.

Cornejo, Rodriguez Larreta, Vidal, Nicky Caputo, son algunos de los que analizan alternativas. La más fuerte por estas horas es la formula Vidal-Lousteau para la presidencia, con Larreta buscando la reelección en Capital y Carolina Stanley compitiendo en la provincia.

Es por eso que por estas horas se dispararon los diálogos en la cúpula de Cambiemos, pero eludiendo a Macri y Marcos Peña. Cornejo, Rodriguez Larreta, Vidal, Nicky Caputo, son algunos de los que analizan alternativas. La más fuerte por estas horas es la formula Vidal-Lousteau para la presidencia, con Larreta buscando la reelección en Capital y Carolina Stanley compitiendo en la provincia.

María Eugenia Vidal y carolina Stanley.

Una encuesta de Marzo de la consultora Opinania a la que accedió LPO -ver archivo adjunto- confirma que Vidal y Lousteau son dos de los dirigentes que mejor captan el voto de Cambiemos, en un eventual paso al costado de Macri. El trabajo también fija en un impactante 70% el rechazo a la gestión de Macri, cuya imagen positiva baja al 30%. El trabajo sin embargo, también le da un argumento a los que insisten en la candidatura de Macri, porque pese a la mala imagen de su Gobierno lo ubican ganándole un ballotage a Cristina Kirchner por un pelo: 51 a 49, con proyección de indecisos, que se ubican en un alto 17%.

El riesgo de ese planteo, en un escenario donde la economía sigue deteriorándose, es lo que alienta en Cambiemos la búsqueda de opciones menos al límite. Si avanzara este diseño, alternativo al que no es ajeno el mítico operador radio la Enrique «Coti» Nosiglia, se lograría obturar ademas el riesgo de una fuga importante de radicales hacia Lavagna.