Con sus mejores vinos, una treintena de bodegas sanjuaninas se sumaron a la celebración del Día Mundial del Malbec, el varietal insignia de la Argentina.

Sucedió en la plaza del Bicentenario, lugar donde se congregó una importante cantidad de público local, turistas, productores y autoridades provinciales encabezadas por el gobernador Sergio Uñac.

Por iniciativa de Wines of Argentina, desde el 2011 se celebra cada 17 de abril el Día Mundial del Malbec. La fecha tiene que ver con la llegada a nuestro país de las primeras cepas de uvas Malbec, provenientes del sur oeste de Francia.

Domingo Faustino Sarmiento, que estaba preocupado por la baja calidad de los vinos que se producían en la región cuyana, encomendó al ingeniero agrónomo francés Michel A. Pouget la tarea de buscar en su país cepas de buenos atributos.

La variedad elegida fue la Malbec, una uva tinta que tuvo una rápida adaptación a la geografía de Cuyo y que permitió darle un impulso decisivo a la vitivinicultura argentina.

La celebración en San Juan incluyó la degustación de los mejores exponentes del Malbec sanjuanino, la tradicional punta de espalda, carne a la llama acompañada por pan casero, aceite de oliva, quesos y conservas.

La música y el baile también fueron parte del festejo que contó con la presencia del gobernador Uñac; el ministro de Producción y Desarrollo Económico, Andrés Díaz Cano; los secretarios de Comercio, Industria y Servicios, Sandra Barceló, y de Turismo, Roberto Juárez; entre otros funcionarios; directivos de distintas instituciones vitivinícolas e invitados especiales.