Miguel Pichetto le pidió a Mauricio Macri que convoque a gobernadores y sindicatos si quiere avanzar con un acuerdo político que sirva para trazar ejes políticos que den alguna certidumbre a los mercados. Lo hizo luego que quedara expuesto por la Casa Rosada que filtró y sobrevendió un diálogo que estaba en etapa germinal.

«El ámbito de discusión debe ser amplio y generoso, sin contaminación electoral y preservando las identidades de cada uno», señaló el rionegrino en un comunicado, que emitió por un lado para calmar el enojo de sus socios de Alternativa Federal y por el otro para meter a la movida del Gobierno en un corralito político-institucional.

Lavagna y Massa,  negaron haber sido llamados por algún funcionario del Gobierno, cuando los 10 puntos de un borrador Circularon por los medios de comunicación con versiones de supuestas reuniones del ministro Rogelio Frigerio con el senador, el tigrense y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, el único gobernador peronista que hasta ahora respaldó la convocatoria.

«Los puntos que fueron remitidos por el Ministro del Interior son simplemente un esquema inicial y deberán ser discutidos en profundidad», aclaró el senador y en su entorno creen que la maniobra del Gobierno para comunicar un acuerdo antes de siquiera iniciar las conversaciones podría ser un problema más que una solución.